jueves, 6 de diciembre de 2007

¿No será mucho?

Hoy escuché en Cuál Es? a nuestro gurú cinematográfico Guille Hernández hablar sobre un estreno rumano llamado 4 meses, 3 semanas, 2 días. La película trata el tema del aborto en medio de la Rumania comunista. Y parece que es un film muy destacable en muchos aspectos (viene de ganar la Palma de Oro en Cannes). Sin embargo, Guille ha hecho hincapié en la extrema crudeza de algunas imágenes que se ven. Él prefirió no entrar en detalles, pero si les interesa, el tema es tratado en casi todos los artículos publicados sobre la película. Y concluyó Guille en que hubiera preferido no ver algunas cosas que allí se muestran. No he visto la película y, con estas referencias, no creo que la vea. Ojo, no la estoy prejuzgando (leí que es una gran película), pero elijo no verla. Y agradezco que Guillote haya comentado ese detalle.
Realmente, yo también le escapo a la violencia innecesaria. Hablo de cuando se llega a extremos sensacionalistas. Me acuerdo de Irreversible, por ejemplo. Una película que me pareció despreciable en su intención de sacudir al espectador con imágenes y escenas de una crudeza casi insoportable. Si bien se trataba de un film admirablemente realizado (por el franco argentino Gaspar Noé), el grado de detalle con el que se mostraban algunas cosas (las famosas escenas del asesinato con el matafuegos, o la violación a Monica Bellucci) no tenían, según mi punto de vista, otra intención que shockear al espectador. No estoy diciendo que sea el caso de 4 meses... ya que, reitero, no la ví. Y quiero aclarar que disfruto de muchas películas que incluyen cierta cuota de violencia (Pulp Fiction, El Club de la Pelea, Una Historia Violenta, muchos filmes de terror). Pero el tema me sirve de disparador.
Desde ya, cada persona es un mundo, y lo que a uno le puede parecer repulsivo, a otro le puede parecer intrascendente. Yo mismo he disfrutado películas que otros encontraron chocantes o desagradables. En mi caso, pienso que es importante la sinceridad de un director. O sea, si decidió incluir algún elemento shockeante en su película porque tenía la certeza de que era lo mejor y más coherente para el filme, y no para despertar el morbo y generar una reacción por parte del espectador.
Pero a veces me pregunto cuál es el límite. O cual debería ser el límite, de tener que existir. Y no hablo de ninguna clase de censura (o auto-censura). Desde ya, opino que cada realizador es libre de filmar lo que quiera, y los espectadores de ver lo que quieran. Pero, ¿con qué paramétros pueden fijarse límites los cineastas? ¿Y nosotros, los espectadores? ¿Es válido mostrar cualquier cosa, por más shockeante que sea? ¿Debe un director tomar decisiones pensando en la sensibilidad del espectador? Son preguntas que me hago para las cuales no tengo respuesta definida. Tal vez se las esté haciendo a Uds para conocer su opinión. Me gustaría conocerla.

15 comentarios:

Leo_SCI dijo...

Son buenas preguntas esas. No se si se puedan contestar, para mí el artista debe poder expresarse plenamente, pero hay cosas que lo desmerecen, como este ejemplo de exceso (de ser así, tampoco vi la peli pero confio en el criterio de guille).
Creo que hay otra cuestion que es la responsabilidad del impacto en el publico, tampoco se pueden provocar reacciones negativas en él, bien puede un artista expresar sus ideas muy claramente sin llegar a ese punto.
Pero supongo que, si bien lo hacen al menos deben advertirlo, por respeto al público para quien les gusten esos excesos y para quienes no.

Oscar dijo...

Dos cosas: en cuanto a los límites, creo que (por antiguo que suene) el límite debiera ser el buen gusto, acaso la forma más elegante de la autocensura. Pero eficiente, si es que el realizador lo tiene...
Y lo otro, más que nada: Guille está loco y es hora de decirlo sin vueltas. Hace 48 horas lo masacró a Di Caprio por no mostrar cosas impactantes, quería que le destruyeran la cabeza y lo vapulearan; y ahora le da asquito... ese sí que es la Gata Flora, no yo con mis vacaciones...
Abrazos.

Damián de Haedo dijo...

Leo: Coincido con eso del impacto negativo en el público. Una sola escena puede arruinarte una gran película. Y como decís, es bueno que te prevengan de la naturaleza de las imágenes previamente. Pero es jodido el tema, la verdad.
Oscar: ¿Qué será el buen gusto, no? Porque es tan subjetivo... Pensá que vos sos fanático de la filmografía de Enrique Carreras, y para algunos eso es de mal gusto...
En cuanto a Guille, desde ya que todos sabemos de su ciclotimia. Pero no todos pueden ser tipos tan coherentes y centrados como nosotros...
Abrazos.

Wonder woman dijo...

Hace unos cuantos años que vengo viendo cine batante "concientemente". Quiere decir, eligiendo previamente, conociendo los actores, al director, las críticas, la peli en general, etc. y últimamente ELIJO no ver films que contengan violencia per se. Por ejemplo, no vi alguna joyita japonesa muy recomendada o un par producidas por (mi admirado) Tarantino, o las que sé que hay torturas explícitas tipo La pasión de Cristo (y eso que no soy creyente).
Me estaré volviendo vieja y sensible?

lu! dijo...

Que temita, no? Es raro xq algunas escenas de violencia no me molestan (como la escena de la oreja de perros de la calle) y despues veo algo como Irreversible y no lo aguanto.
Yo pense lo mismo "gracias Guille x el dato" y no creo que vea la peli, por más premios que tenga.
Es dificil pensar que es lo que quisieron mostrar o contar los realizadores que hacen esto. Evidentemente quieren shockear a los espectadores y lo logran, ahora si eso es bueno o malo, no sabria decirles...
oscar: creo que una cosa es pedir imagenes fuertes para crear una conciencia en un documental y otra diferente es mostrarlas en una ficción, que insisto a veces no es necesaria...
saludos

Guillote dijo...

Che ¿cómo que masacré la de Di Caprio? Dije que podría haber ido mas allá, pero no es mala. Jaaaaaaaaaaa...¿ciclotímico yo?....buahhhhhhh, son unos boludos....los odio!!!!!....pero tambien los quiero....¡Quien entiende a las mujeres!...ahhh, cierto que soy varoncito...No me gustó ver un aborto y un feto abortado...está mal?
chau ortivas

Damián de Haedo dijo...

Guille:

Nadie duda de tu sanidad mental. Ha quedado demostrada a lo largo de tus detallistas posts.
En cuanto a lo del feto, estoy con vos 100%. La verdad, no necesito que me den un martillazo visual para entender un mensaje. Por eso digo: paso.
Y gracias por tu aporte a este humilde blog!!!

Anónimo dijo...

llamenme morboso (si, lo soy un poco) pero alguien me puede describir de que se trata la escena de "4 meses..."? todos comentan q es terrible y me gustaria saber...
Gracias!!

Damián de Haedo dijo...

La escena en cuestión (que no la vi) muestra de forma muy gráfica un aborto y el feto abortado. Y parece que realmente es muy realista y chocante.

Oscar dijo...

Lo hicimos saltar a Hernández!!! Somos lo más!! Yo tenía un profesor en el colegio que decía "el que se rasca, es porque le pica..."
Igual es un ídolo. Y la verdad, para ver porquerías me quedo en casa viendo el Mundial de Clubes (ahora salta de nuevooo, juaaa!!!)
Abrazos.

John Nick dijo...

Ahhh, que decir. Kill Bill es sublime e hiper violenta, para mencionar algo relativamente cercano. La Naranja mecanica por ej, tiene infinito mayor contenido de violencia psicológica que visual y resulta una obra maestra. Creo que hay ciertos limites, delgados pero limites al fin. Recuerdo que con Irreversible me paso exactamente lo mismo que mencionas (por ej, la escena de la violación tiene por una duración tan extensa que solo puede tener sentido en el objetivo del morbo como tal). Abrazo,

Liduvina dijo...

Es muy estrecho el límite entre una obra maestra y el mal gusto.

De todas formas, yo creo que si llega a impresionarte, de la forma que sea, ya merece respeto, porque se logró lo que se buscaba. Eso es arte.

Voy a verla, y después les cuento.

Y no olviden, que un verdadero maestro, es el que logra que el espectador sea moldeado y cautivado por el punto de vista del artista.

Saludos =D

Chivi dijo...

Hola! Primera vez por aca y la verdad me parece super interesante tu blog y me permito opinar.
Creo que lo que hace que algo sea sea shockeante es que nosotros pensemos que ese algo puede ser real, que puede llegar a pasar en el mundo real. O sea, Kill Bill, es violenta, pero imposible de pensarla como algo real en nuestro dia a dia. En cambio las cosas que pasan en peliculas como esta, Hostel, Irreversible... y tantas otras, son cosas que sabemos que pasan o que pueden llegar a pasar. O por lo menos es lo que hace que yo haya dejado de ver ese tipo de cine... Y te agradezco a vos el aviso, porque aunque leo su blog casi a diario, nunca escuche a Guille en la radio (una verguenza... lo se...)
Buen fin de semana!

Damián de Haedo dijo...

Liduvina: es cierto que un artista debe cautivar, pero a veces sus formas pueden ser discutibles. Como ya se dijo en este blog, este tema es muy subjetivo. Todo punto de vista es válido.
Chivi: bienvenida. Me alegra tu opinión y ojalá que sigas viniendo. Lo que decís es cierto, la peor violencia es la que se conecta con la realidad. Kill Bill es casi un comic, un animé (y me encanta). Pero en los casos que estamos hablando, es algo muy realista y posible, y por eso nos choca (además de por la extrema crudeza).
Está en cada uno saber si necesita esa experiencia o no.
Saludos!!!

Stella dijo...

Perdon por escribir en un post viejo, pero viene al caso de mi post.
Concuerdo con vos, no cabe duda, la violencia explícita no me gusta y elijo no verla.
Srgun mi hijo, Noé quiso justamente shockear al público. La película está filmada de esa manera porque tiene un objetivo claro, y es ese.
Inclusive, ademas de la cámara que se mueve y esos planos tan cercanos por momentos, tiene un ingrediente mas y es la mñusica. Ademas de la música que oímos normalmente, tiene unos sonidos inaudibles al oído humano, que pegan en el estómago y ayudan a lograr ese efecto. Especialmente al principio.
Hablo de Irreversible, por si algun paracaidista cae acá y no entiende nada!
Gracias por pasarme este link!!