viernes, 11 de enero de 2008

El casco de la felicidad

En un capítulo glorioso de esa joya de la animación llamada Ren & Stimpy, el gato inventaba un casco de la felicidad para que su compañero pierda ese constante mal humor. El tema es que el casco se lo encajaba a la fuerza y lo que en realidad hacía el aparato era generar un rictus de forzada felicidad en Ren, cuando lo cierto era que en su interior iba acumulando una ira extrema. Recuerdo otro capítulo en que el chihuahua decía que Stimpy dormía bien porque era un idiota sin preocupaciones, mientras que él, en cambio, tenía mucho en que pensar.
Yo, debo ser sincero, me identifico bastante con Ren. Muchas veces, no puedo evitar ser un malhumorado y cabrón de mierda. Dicen que los petisos somos así... Y también siento que no logro ser plenamente feliz porque me preocupo por muchas cosas. Suelo ser de esas personas que no pueden evitar colgarse todos los problemas en su mochila. La verdad, no estaría mal de vez en cuando calzarme un casco de la felicidad. Aunque sea para aparentar que todo me chupa un huevo, así les hago la estadía un poco más fácil a los que me rodean. Ojo, tampoco soy un ogro. Tengo mis momentos de encanto, y les aseguro que son deliciosos e inolvidables...
¿Y ustedes qué opinan? ¿No les vendría bien a veces un “casco de la felicidad”?

25 comentarios:

Donato dijo...

Es el escapismo.

Alejandro the wyvern dijo...

aguante ren en esos tiempos valia la pena ver mtv no ahora con sus realitys de chicos y chicas ricas que lloran cada 10 minutos, extraño los 90

Wonder woman dijo...

Glorioso capítulo. Creo que es muy sano descolgarse un poco de los problemas y poder gozar de la vida. A mi no me gusta la gente que está en un constante estado de amargura y preocupación. Además, no se disfruta la vida, y tan efímera que es...
Realmente, muchas veces me gusta ponerme en el lugar de Stimpy y ser una boluda feliz, a pesar de mi.

el_iluso_careta dijo...

AGUANTE OLORINNNNNNNNNNNNNN

Stella dijo...

Es raro que yo esté de mal humor, pero en "esos dias" me vendría bárbaro un casco de esos! ajaja

Ely dijo...

pero un casco de la felicidad verdadera, no uno que me fuerze la sonrisa que andar fingiendo felicidades me recontracaga mas...

Damián de Haedo dijo...

Ale: querés volver a los 90, con el Turco incluido??

Iluso: que grande Olorín! Y el primo Sven Hoek?? Te acordás?

Ely: claro, con este casco después explotás a full...

Donato: gracias por pasar acá y por Querido rock!

Stella: Envidio tu humor...

Wonder: lo mismo. Envidio tu boluda felicidad. Ojalá me contagie.

Peile dijo...

para probar, me gustaria
pero pensar en la felicidad para siempre, eso me da miedo
saludoss

Howard Roark dijo...

JUAAAAAA!!!!!!! "Happy happy joy joy"!!!! Que buen capítulo!!! Gracias por el recuerdo Damián!!! Estuve usando esas cuatro palabras durante años para algunas ocasiones!!!

Y si, a mí me gustaría un casco como el que pide Ely... No para usar todo el tiempo porque no lo necesito todo el tiempo, pero hay veces que creo que me haría falta...

Y si, que bueno MTV en los 90... Me acuerdo de Liquid Television los viernes a la noche... Y el programa que pasaban música como mas rara que ahora no me puedo acordar cómo se llamaba...

Volumen de Juego dijo...

A mi también me pasa Dami. Como si no alcanzara con lo propio, soy muy propenso a colgarme en la mochila los problemas de los demás. Pero incluso doblo la apuesta y no solo me cuelgo los problemas de los demás seres cercanos y conocidos sino también los de los que me son (aparentemente) 100% ajenos y desconocidos... Me vendría bien uno, debo admitirlo.

Abrazo.

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Pues aunque conozco esta serie no la he visto nunca, a ver si le echo un vistazo un dia de estos.
Interesantísimo su blog, verdaderamente interesante. Un saludo desde Barcelona.

Francisco dijo...

Hola Damián, gracias por la visita, un saludo y feliz año 2.008.

Víctor Hugo dijo...

Creo que siempre andamos con varios cascos ... de la felicidad, de la pena,,, de la rabia... del romance... etc etc
Hay días tristes, otros alegres....
lo importante es colocarse el casco correspondiente a cada momento y tratar de no cagarle la vida a los demas

saludossssssssssssssssssss

Lucas Robledo dijo...

Buen blog tambien, con info muy variada y notas originales. Es verdad lo de la bastarda mezcla entre los asesinos interestelares... eso pasa por tener mucha guita, querer mas, y no saber como gastarla... jaja
Te agrego a mi blog, si queres podes hacer lo mismo.
Saludos!!!

http://lucasrobledocine.blogspot.com/

Alfredo dijo...

hola, gracias por pasar por mi blog, espero que sigas pasando, con respecto a tu post, ren y stimpy, son de mis favoritos, jaj, y recuerdo ese capitulo, de repente seria bueno uno de esos cascos..jaj

y me sumo a un coment que lei un poco mas arriba, aguante olorin!!...jajajaj


saludos

Damián de Haedo dijo...

Peile: y sí, a todos los melancólicos nos gusta hundirnos en un poco de infelicidad de tanto en tanto.
Howard: de nada. Yo hasta tengo los muñequitos de ellos dos bailando!
Volumen: así que sos de mi club de hincha pelotas... Estaría bueno poner la cabeza en remojo de vez en cuando, no?...
Ivan: gracias y bienvenido! Te espero nuevamente.
Francisco: gcs e igualmente!
V Hugo: cierto, eso sería lo ideal. Sólo que a veces cuesta... Saludos!
Lucas: gracias! Y ya estás linkeado.
Alfredo: bienvenido! Abrazo.

Oscar dijo...

Casco no sé. Y como ese, de felicidad trucha, seguro que no. Ahora, cada tanto un vaso de felicidad no viene mal... después paso la receta. Vayan picando hielo...!

Leo_SCI dijo...

No vi mucho de eso y lo que ví no me gustó, pero la idea del por qué es como es, es muy interesante, aunque ya la he visto en los simpsons, futurama, pinky y cerebro, de los que ahora recuerdo.

Damián de Haedo dijo...

Leo: ¿qué es lo que no te gustó? ¿Ren y Stimpy? Mirá vos...
Oscar: como te quedó claro en algún posteo, yo también me bebo la felicidad en efímeros sorbos de vez en cuando.

Analía dijo...

La felicidad nunca es plena ni constante, sino que son momentos que hay que saber disfrutar.
En el saber disfrutar sin hacer daño a nadie creo está la esencia de la felicidad.
Y cuando no está, hay que buscarla.
Porque lo bueno de la felicidad, es que con un poco de esfuerzo, generalmente se deja alcanzar.
Saludos

Alejandro the wyvern dijo...

bueno si me gustaria volver a los noventa, y seria el heroe nacional mataria al turco de una

faraway dijo...

Yo conozco un par de personas a los que más bien les vendría bien un consolador para alcanzar la felicidad.
Paso del casco, también.

Muy bueno tu blog, ahora mismo pongo un enlace del mío al tuyo.

Celes dijo...

Buen dibujo animado

Yo soy un tanto asi... Todos los problemas, los que no son míos tambien, los tomo como si lo fueran y en un momento me siento asfixiada y odio al mundo

Pero después pasa...

Encargame un casco mejor

Saludos!

Beatitudes dijo...

Para que tomarse todos los problemas, despues te encontras en un estado de continua resaca que te ata a la amargura.. Lo bueno bueno es ir dandose cuenta de las cosas que te afectan e ir tratando de superarlas, y cuando suceda esto te llenas de una alegria inmensa que te ayuda a poder sortear los otros problemas...

Ah, soy un tipo feliz, plena felicidad, casi nada me afecta, nunca estoy aburrido.. lo unico que afecta la felicidad, son los tipoas/as que siempre tienen un problema.. Saludos!

Damián de Haedo dijo...

Analía: gracias por el sensato comentario. tomé nota.
Ale: si existiera la máquina del tiempo...
Faraway: gracias por todo!
Celes: está encargado. Te mando un martillo de regalo para que te lo puedas sacar.
Beat: buenas palabras. Trataré de no cagarle la vida a Ustedes los felices..