miércoles, 21 de noviembre de 2007

El extraño mundo de Wes

Hay un cineasta con el cual mantengo una relación casi de amor-odio (de mi parte, claro. Él no creo que me conozca). Se trata del Sr. Wes Anderson. Un director distinto, sin dudas, con una imaginación muy particular. Sus películas están construidas como si fueran fábulas, en las cuales los protagonistas parecen más personajes que personas. No es la intención de Wes que sus criaturas sean una representación realista de un ser humano. Son más bien un concepto, una suma de características, antes que personas reales. Lo mismo se aplica a su visión del mundo, siempre con tintes surrealistas.

Qué me gusta de sus películas:
Su originalidad, el sentido del humor agudo, el surrealismo, su detallismo visual, Bill Murray, las bandas de sonido plagadas de temas de los 60s y 70s.

Qué no me gusta de sus películas:
La “pomposidad”. Ese dejo de superioridad e intelectualismo que las empapa. Por otro lado, esa forma que mencioné de encarar a sus personajes hace que mantengamos una cierta distancia, evitando que logremos una identificación profunda con ellos.

Pero mas allá de estos reparos, lo cierto es que Anderson ha logrado crear, a lo largo de su carrera, un universo propio e identificable. Sus filmes tienen un look muy particular. Tienen una identidad visual muy marcada. Como dije, son como cuentos filmados. Además, suele trabajar frecuentemente con los mismos actores: Murray, Luke y Owen Wilson (este último coguionista de casi todos sus filmes), Jason Schwartzman, Anjelica Huston, Seymour Cassel.
Es destacable, también, que el tema más recurrente (casi omnipresente) en su filmografía sean las relaciones familiares, en especial padre-hijo. Y su nueva película, The Darjeeling Limited, parece no ser la excepción. Los comentarios que llegan hacen esperar una típica obra de Anderson, con todos los ingredientes (para bien y para mal) descritos arriba. Será cuestión de verla.
En conclusión, me doy cuenta de que, en realidad, no siento nada de odio hacia sus películas. Me gustan mucho, de hecho. Pero siento que nunca terminan de gustarme tanto como deberían. Como que son “casi” geniales, “casi” grandiosas. Y eso me da bronca. Como que me pregunto “¿¿Por qué no me gustó más esta película??” De todas formas, creo que a alguien con una visión tan original como Anderson, es justo perdonarle ciertos “pecados” o caprichos. Agradezcamos que existan estos tipos, aun con sus imperfecciones, que nos regalan algo distinto de tanto en tanto.

He aquí su filmografía, con una breve opinión/descripción de cada peli:
  • Bottle Rocket (1996): con los Wilson. Comedia chiquita sobre ladrones. Bastante graciosa.
  • Rushmore (1998): la mejor. Y la que dio inició a la época dorada de Bill Murray, aquí como el mentor/némesis de un extravagante estudiante secundario.
  • The Royal Tenenbaums (2001): todo es estilo en esta pomposa historia de una familia disfuncional. Actuaciones brillantes, en especial de Gene Hackman.
  • The Life Aquatic with Steve Zissou (2004): un delirio. Me encanta por Bill Murray y las canciones de David Bowie. Creo que es para verla fumado.
  • The Darjeeling Limited (2007): una incógnita. Con Owen, Schwartzman y Adrien Brody como hermanos.

5 comentarios:

Wonder woman dijo...

A mi me encanta la filmografía de Anderson y es una de los cineastas que espero ansiosa para ver sus creaciones.
Coincido con lo que decís, es especial que son fábulas filmadas y que, lamentablemente, son demasiado pomposas.
Lo que pasa es que el tipo logra hacer lo que a mi me gusta del cine: transportarme al mundo que él desee con todo el conjunto. Una buena historia, excelentes actores, personajes pintorescos (donde el espectador debe hacer un pacto de credulidad con ellos; son así y listo) y una música increible.
La que más me gustó fue "Vida acuática". Pero con esta peli me pasó algo muy loco. Me fue gustando de manera retroactiva, es decir, cuanto más veces la miraba, más la descubría y más me gustaba. Todo te va envolviendo en el ambiente "mágico" que quiere recrear Anderson: los colores, la música, los diálogos, las situaciones y los silencios te remontan al mundo fumado de los propios protagonistas.
Una peli ideal para ver en una escapada a la Costa, tirada en el living y bien acompañada (en todo especto, digo).
Aplauso, medalla y beso.

lu! dijo...

Mi relación con Wes es amor-amor... de mi parte obvio, porque yo SI estoy segura que no me conoce! Pero es verdad que te queda ese gustito de que falta un poquito más para que sean GENIALES! Los personajes de sus peliculas son de un mundo aparte que me encanta y al cual estaria bueno pertenecer, aunque sea por un rato.
No vi la primera, esta en dvd o vhs?
Me gustaria verla.
Saludos

Oscar dijo...

Confieso que la única que vi fue la de los Tenembaum... y me parece que no me fascinó demasiado. Me quedo con Zlotogwiazda...
(Qué horror de chiste previsible...!!)

Damián de Haedo dijo...

Wonder Woman: mi preferida también es Vida Acuática. Y coincido en todo lo que decís. Gracias.
Lu: la primera supongo que se consigue. Te comento que en cable la han dado varias veces. No recuerdo como se llama en castellano. Actúa James Caan también.
Oscar: tratá de ver las otras, que valen la pena. En cuanto al chiste, tu trayectoria amerita que te lo dejemos pasar. Yo también suelo ser presa del chiste fácil (pero ahora no me vengas a criticar de vuelta a los hermanos Sofovich...)
Saludos!

bonito lunch dijo...

vida acuatica es buenisima y bill murray es grosso .
y oscar:a mi me gustó el chiste .